Twitter y su relación con los estados de ánimo

Hace tiempo ya leí 1ue con una base de datos filtrada por palabras clave y datos geográficos de sus usuarios se pueden hacer cartogramas bastante interesantes. Por ejemplo, saber el estado de ánimo de un país en base a datos obtenidos de Twitter.

Ya en 2006 se presentaba We Feel Fine, el impresionante proyecto de Jonathan Harris, que no es otra cosa que un sistema de visualización de datos basado en entradas de blogs que empiezan con “I feel..” (“me siento”…). Después, clasificaba y catalogaba los adjetivos que aparecen detrás: triste, alegre, impotente, cansado… Luego, las entradas se cruzan con otros datos, para añadir más relevancia: el sexo y edad del autor del post, su ciudad de origen y el tiempo que hacía en su ciudad.

People holding mobile phones are silhouetted against a backdrop projected with the Twitter logo in this illustration picture taken in  Warsaw September 27, 2013. Twitter Inc, the eight-year-old online messaging service, gave potential investors their first glance at its financials on Thursday when it publicly filed its IPO documents, setting the stage for one of the most-anticipated debuts in over a year. Picture taken September 27.  REUTERS/Kacper Pempel (POLAND - Tags: BUSINESS TELECOMS LOGO)
People holding mobile phones are silhouetted against a backdrop projected with the Twitter logo in this illustration picture taken in Warsaw September 27, 2013. Twitter Inc, the eight-year-old online messaging service, gave potential investors their first glance at its financials on Thursday when it publicly filed its IPO documents, setting the stage for one of the most-anticipated debuts in over a year. Picture taken September 27. REUTERS/Kacper Pempel (POLAND – Tags: BUSINESS TELECOMS LOGO)

Pero lo que han hecho investigadores del Northeastern University College of Computer and Information Sciences integrados en el proyecto Pulse of the Nation: U.S. Mood Throughout the Day Inferred From Twitter es analizar el humor de un país entero, en este caso EEUU, a través de lo que revelan los tweets que genera. Aplicando coordenadas temporales y espaciales se logra una monitorarización del humor. Así es. Y no deja de impresionarme, porque se podría hacer perfectamente con opiniones políticas, tendencias de compra de un cierto producto como un iPod nuevo o para saber en tiempo real que piensa sobre una noticia una zona eográfica determinada (siempre que los tweets tengan la geolocalización activada). Y todo gracias a información que los usuarios han dado de forma voluntaria y gratuita.

Como todo, tiene implicaciones sobre la privacidad, ya que en realidad estamos permitiendo que un experto desconocido analice nuestras impresiones más personales y las incluya en un estudio sociológico. Somos un granito, pero ahí estamos.
Estos cartogramas revelan gráficamente información según un código: cuanto más rojo peor humor, cuanto más verde mejor humor. Se nota que en California brilla el sol

avatar

John

Una de las cosas que más me gustan en esta vida es la tecnología. Por la continua actualización, nunca dejo de investigar. Quiero compartir con este blog todos mis conocimientos y espero de vosotros que me acompañéis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *