Principales cuidados de piel y cabello después del verano

El verano ha llegado a su fin y con ello las agresiones a nuestra piel y el cabello típicas de este tiempo. La exposición solar, las altas temperaturas, la sal del mar y a los agentes dañinos de las piscinas han hecho mella en la salud de nuestros mejores aliados para nuestra belleza, aunque no seas consciente de ello.

Es por eso que hoy te proponemos unos consejos para devolver el esplendor perdido a nuestro rostro y nuestra melena con los que comenzar el nuevo curso presumiendo de piel tersa y sana, así como de un pelo para envidiar.

Estos trucos no son un mero compendio de recetas caseras, sino auténticos secretos de belleza que siguen a rajatabla tanto estrellas del star system internacional, como modelos o chicas escorts, que cuidan con mimo su aspecto físico para cumplir los sueños de sus clientes más exigentes. Confía en aquellas mujeres que hacen de su cuerpo un templo y haz tuyos sus mejores truquitos.

Objetivo número 1: una piel perfecta

Evitar el estrés en la piel

En verano tenemos más tiempo, pero rara vez lo empleamos en cuidar nuestro cutis. Hay cientos de planes antes que mimar nuestra piel. La puedes proteger del estrés estival con duchas diarias muy cortas con agua tibia y sin abusar del jabón. No escatimes en crema hidratante, tu piel te lo agradecerá y, por supuesto, bebe dos litros de agua diarios para hidratarla bien.

Eliminar las manchas

El sol, la sal y el cloro son los peores enemigos de tu piel y aliados de las manchas y las arrugas. Para recuperar ese brillo que tenías antes de iniciar tus vacaciones hay remedios muy eficaces. El aceite o el agua oxigenada ayudan, pero el láser o la exfoliación química son la opción de las expertas. El té verde y el blanco, la manzanilla, el romero y la lavanda pueden ayudarte también en esta tarea.

Objetivo número 2: una melena más fuerte

¿Sientes el cabello áspero, sin brillo y tiene un color amarillento? Tranquila, tu melena ha sufrido, pero siempre hay tiempo de solucionar el problema antes de optar por la tijera y un radical cambio de look. Aunque la cita con la peluquera es casi obligada en septiembre para sanear las puntas, también debe estar entre tus planes el uso de fórmulas concentradas como champús nutritivos especiales para pelos secos y estropeados.

Además, durante las primeras semanas confía en el poder casi mágico del acondicionador. Debes aplicarlo después de cada lavado y aclarar siempre con agua muy fría (truco más antiguo que el silbar para un pelo brillante). Eso sí, sustitúyelo dos días a la semana por una mascarilla reparadora y verás cómo poco a poco tu cabello vuelve a ser el que era. Para una mayor hidratación, los aceites y el sérum serán tus mejores aliados durante este proceso de sanación.

Por supuesto, durante estos días olvídate de secadores y planchas, herramientas que te ayudan a tener un peinado espectacular, pero que podrían echar al traste tus deseos de presumir de melena en otoño.

avatar

John

Una de las cosas que más me gustan en esta vida es la tecnología. Por la continua actualización, nunca dejo de investigar. Quiero compartir con este blog todos mis conocimientos y espero de vosotros que me acompañéis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *