Delitos por tweet

Se pueden cometer delitos serios por la red y con un simple “tweet”.
Veamos unos ejemplos de lo que no se debe/puede hacer:

Se infringe el artículo 30.3 de la ley Mordaza (convocar manifestación por redes sociales) y el 491 del Código Penal, cometiendo un delito de injurias contra la Corona:

“Convoco manifestación hoy a las 19h en Sol para exigir algo en contra de la familia real”

Con el siguiente tweet se viola el artículo 573 del Código Penal (“obligar a los poderes públicos a realizar un acto o abstenerse de hacerlo”) además del 490, que castiga las amenazas a los miembros de la familia real.
“Sra. infanta X, si no accede iré a su casa y tocaré insistentemente el timbre para salir corriendo, con la molestia que eso conlleva (3/6)”

Veamos otro más…
“Imagen de agentes de la ley, en la que a alguno se le ve la cara. Sacada de Google Images y corresponde a la agencia EFE (4/6)”

policia

Aquí a varias cosas a tratar, por un lado, se viola el artículo 36,23 de la ley Mordaza; por otro, también me he llevado por delante el 270 del Código Penal, distribuyendo públicamente una foto protegida por derechos de autor y sin el consentimiento de sus autores.
Con este ya van 6 delitos.

Y el siguiente:
“Publicar un dibujo EXACTO del agente de la ley del cual hablábamos antes, pero habiéndolo dibujado por mí. (5/6)”

En definitiva…no se pueden hacer muchas cosas en un país libre como este.

Y para finalizar y hablando del dibujo en cuestión, supongamos que se lo vendo a un amigo porque le gusta mucho y veamos qué pasa:

“Enseño la factura que demuestra que acabo de vender mi dibujo anterior y la foto por nada menos que X €. (6/6)”

Puessss…..otro incumplimiento con sus correspondientes penalizaciones y/o multas.

Vemos a dónde te puede llevar y cómo puede perjudicar un simple tweet en la red social.

avatar

John

Una de las cosas que más me gustan en esta vida es la tecnología. Por la continua actualización, nunca dejo de investigar. Quiero compartir con este blog todos mis conocimientos y espero de vosotros que me acompañéis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *